El largo camino de la bomba de agua y su clasificación

Hace millones de años atrás, cuando los humanos apenas se entendían entre sí, comenzaron a identificar sus necesidades más básicas y, gracias a su contacto con la naturaleza, fueron creando instrumentos y herramientas que le ayudaban a satisfacer las mismas.

Todos los seres vivos tienen sed y tienen esa necesidad de asearse y limpiar sus cosas, a medida que el hombre fue adaptándose a su entorno y a vivir en sociedades cada vez más organizadas, fue ideando inventos revolucionarios como la bomba de agua.

La bomba de agua a través del tiempo

La necesidad del ser humano de retener agua para su consumo y uso provocó ingeniosas herramientas y sistemas de distribución y retención de agua. En la antigüedad, hombres y mujeres de diferentes tribus y civilizaciones se veían obligados a transportar agua en recipientes de diferentes tamaños. Esto, además de implicar fuerza, implicó tiempo, ya que debían recorrer largos caminos desde un río, laguna o lago, hasta sus asentamientos.

Posteriormente, al descubrir que bajo la tierra también había agua, las sociedades antiguas tuvieron que idearse sistemas de abducción, los cuales fueron innovándose con el pasar de los años. Es así que civilizaciones como la de los sumerios, egipcios, griegos, romanos, incas y mayas crearon sus propios sistemas de distribución y succión de agua; es así cuando nacen los canales, represas, pozos, tanques y ductos.

Años más tarde, antes de la Edad Media, el desarrollo del cerebro humano generó inventos destacables como el sistema de bombeo inventado por Arquímedes o las ruedas hidráulicas conocidas como molinos.

Poco antes de que detonase la revolución industrial, que dio inicio a la edad moderna, ya se inventaron lo que hoy consideraríamos como los primeros modelos de bombas de agua, que no necesitaban de electricidad, ya que eran operados manualmente.

En el siglo XVIII, las bombas de agua empezaron a denominarse como “máquinas hidráulicas”. Surge en Rusia una primera fábrica de estas máquinas, cuya fabricación era artesanal. Años después, en la era contemporánea, muchas empresas alrededor del mundo compiten por diseñar, fabricar y vender bombas de agua de calidad cada vez más sofisticadas; muchas de ellas son eléctricas y cuentan con repuestos. La producción de las mismas se ha diversificado y tienen diferentes usos para diferentes edificaciones y otro tipo de construcciones.

Tipos de bombas de agua y sus funciones

En términos generales, las bombas de agua o máquinas hidráulicas pueden clasificarse en motobombas, electrobombas, bombas centrífugas, bombas volumétricas y bombas periféricas. Asimismo, pueden clasificarse por su tipo o forma como bombas de émbolo, bombas de pistón, bombas de lóbulos, bombas de engranajes y bombas peristálticas.

Las motobombas son aquellas que se accionan gracias a la fuerza de un motor a combustión, las electrobombas son impulsadas por energía eléctrica y solar, las bombas centrífugas funcionan de acuerdo a la presurización del flujo de agua, y las bombas volumétricas son las que trabajan impulsadas por la contracción y expansión de un diafragma.

De todas estas bombas de agua mencionadas, las más reconocidas y usadas en el mundo son las bombas periféricas, bombas centrífugas y las motobombas. Las bombas periféricas son las que más se usan en los hogares, por eso son denominadas “bombas domésticas”. En su mayoría son eléctricas y tienen una capacidad de retención de más de 80 litros por minuto. Por más pequeñas que sean, pueden elevar el agua a una altura de 30 metros. 

Las motobombas funcionan con combustible, por lo que no necesitan electricidad y pueden ser transportadas de un lado a otro. Son, por lo general, usadas en la agricultura porque suministran agua a lugares distantes y pueden llenar tanques enormes con agua.

Finalmente, las bombas centrífugas son aquellas que son usadas tanto en los hogares como en actividades agrícolas. Estas se distinguen de las demás por succionar o bombear grandes cantidades de agua en cuestión de minutos, su capacidad de retención es de 120 a 150 litros por minuto. Al igual que las bombas periféricas, estas también son eléctricas pero son menos ruidosas.

Leave a reply